Fondo

Posteado el domingo, 03 de febrero de 2019 en Noticias Gremiales a nivel Nacional

Organizada para representantes de obras sociales y prepagas

Jornada de prevención sobre Hantavirus y fiebre amarilla

Con el objetivo de concientizar a los diferentes actores del sistema de salud sobre la prevención de hantavirus y fiebre amarilla, la Superintendencia de Servicios de Salud (SSSalud) y la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación realizaron una jornada sobre estas enfermedades dirigida a los directores médicos de las obras sociales y entidades de medicina prepaga.

El gerente de Gestión Estratégica de la SSSalud, Gustavo Jankilevich destacó la importancia de la jornada en el marco del cumplimiento de uno de los ejes clave de la misión del Organismo que es “la promoción de la salud” y afirmó, “continuaremos realizando estos encuentros para contribuir a la concientización  y prevención de diferentes enfermedades y facilitar la comunicación con las entidades de salud”.

En relación al hantavirus y la fiebre amarilla, tanto el gerente de Control Prestacional de la SSSalud, Silvio Dessy, como la directora nacional de Epidemiología, Patricia Angeleri, coincidieron en el papel fundamental de las notificaciones oportunas de casos por parte de los diversos agentes de salud. En este sentido la Dra. Angeleri se refirió al Boletín Integrado de Vigilancia Epidemiológica como una “herramienta clave para todos los equipos de salud, que se nutre de dicha información.”

Angeleri enfatizó que “es primordial la interoperabilidad de los sistemas de información y comunicación de todos los actores de salud para la prevención y vigilancia de las enfermedades.” Además detalló el plan de contingencia para fiebre amarilla  y la actualización de recomendaciones para viajeros. “La fiebre amarilla es una enfermedad reemergente y un problema de salud pública a nivel mundial”, afirmó la funcionaria y subrayó que es indispensable “la vacunación y el control vectorial en el entorno domiciliario y laboral.”

Asimismo el Dr. Dessy puntualizó las características de ambas enfermedades y sus vías de transmisión, mientras que Alejandro Zubieta, integrante del equipo técnico de la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, destacó la importancia de focalizar acciones en “aquellos trabajadores que ingresan a zonas de riesgo de fiebre amarilla por razones laborales”, como es el caso de los transportistas que circulan en zonas fronterizas del país como Misiones, Corrientes y otras regiones del norte argentino”.